Foro Manchego 85

Stefan Zweig

Print

Stefan Zweig

En esta sección se incluyen textos que por su contenido puedan ayudarnos a reflexionar sobre cuestiones de actualidad, cultura, pensamiento, derechos humanos, etc.

Stefan Zweig (1881-1942), escritor vienés, compuso en plena segunda guerra mundial ‘El mundo de ayer’, una de sus obras más importantes, libro en el que recoge sus memorias y en el que relata la transformación que el mundo sufrió en la primera mitad del siglo con sus dos guerras mundiales y las ideologías totalitarias. Con esta obra Zweig pretendía, tras el derrumbamiento definitivo, en septiembre de 1939, del mundo que el había vivido, poder transmitir a las generaciones futuras el destino trágico de su propia generación para que éste no se repitiera.

 

“Resulta difícil desprenderse en pocas semanas de treinta o cuarenta años de fe profunda en el mundo. Anclados en nuestra idea del derecho, creíamos en la existencia de una conciencia alemana, europea, mundial, y estábamos convencidos de que la inhumanidad tenía una medida que acabaría de una vez para siempre ante la presencia de la humanidad. Puesto que intento ser tan sincero como puedo, tengo que confesar que en 1933 y todavía en 1934 nadie creía que fuera posible una centésima, ni una milésima parte de lo que sobrevendría al cabo de pocas semanas…

Porque el nacionalsocialismo, con su técnica del engaño sin escrúpulos, se guardaba muy mucho de mostrar el radicalismo total de sus objetivos antes de haber curtido al mundo. De modo que utilizaban sus métodos con precaución; cada vez igual: una dosis y, luego, una pequeña pausa.

 

Una píldora y, luego, un momento de espera para comprobar si no había sido demasiado fuerte o si la conciencia mundial soportaba la dosis. Y puesto que  la conciencia europea –para vergüenza e ignominia de nuestra civilización- insistía con ahínco en su desinterés, ya que aquellos actos de violencia se producían “al otro lado de las fronteras”, las dosis fueron haciéndose cada vez más fuertes, hasta tal punto que al final toda Europa cayó víctima de tales actos.

 

Lo más genial de Hitler fue esa táctica suya de tantear el terreno poco a poco e ir aumentando cada vez más su presión sobre una Europa que, moral y militarmente, se debilitaba por momentos.”

 

Stefan Zweig” ‘El mundo de ayer. Memorias de un europeo’.